LAS EXTRASÍSTOLES COMO PRECIO A PAGAR POR TU -GENEROSIDAD-

Tengo la teoría de que los que tenemos extrasístoles, que en el fondo es lo mismo que decir -los que hemos sido dotados con un corazón hipersensible y reactivo-, además de compartir una tendencia a la hipocondría y a la ansiedad, también tenemos en común la destructiva costumbre de querer agradar a los demás porSigue leyendo «LAS EXTRASÍSTOLES COMO PRECIO A PAGAR POR TU -GENEROSIDAD-«

LA VERDAD SIMPLE DE LAS EXTRASÍSTOLES

Llegamos a la consulta del cardiólogo describiéndole con pelos y señales todos nuestros episodios de extrasistolia. Le contamos todo lo que ocurría a nuestro alrededor en esos momentos. Nos habríamos quedado en la consulta todo el día hablando sin parar, porque estamos seguros de que hay algo importante que nos estamos dejando en nuestro relato.Sigue leyendo «LA VERDAD SIMPLE DE LAS EXTRASÍSTOLES»

LLAMADA A LAS EXTRASÍSTOLES

-EL HOMBRE ES PRODUCTO DE SUS PENSAMIENTOS. EN LO QUE PIENSA, SE CONVIERTE-. Una máxima. Para todo. Quizás un día no tenemos extrasístoles, pero empezamos a pensar que vamos a sentirlas, por la razón que sea (porque hace calor, porque estamos enfermos, porque tenemos invitados en casa. Y la última vez que hizo calor, queSigue leyendo «LLAMADA A LAS EXTRASÍSTOLES»

EXTRASÍSTOLES Y SOLEDAD

El último libro que cogí de la biblioteca se titula «Evite ser utilizado», de Wayne Dyer. Lo que más me hizo reflexionar fueron unas cuantas lineas en las que hablaba del concepto de -soledad existencial-. Quizás me llamó la atención porque hasta ahora había pensado que la experiencia humana es universal. Y hasta cierto punto,Sigue leyendo «EXTRASÍSTOLES Y SOLEDAD»

EN CONFLICTO POR TUS EXTRASÍSTOLES

Si queremos algo, hacemos todo lo posible para conseguirlo, y aún así no lo obtenemos, es que se supone que ese algo, no es para nosotros. Y nos cuesta aceptarlo, claro que sí. Pero eso no implica que que haya nada más, que se haga el silencio en nuestra vida y que no tengamos opciones.Sigue leyendo «EN CONFLICTO POR TUS EXTRASÍSTOLES»

TU EXPERIENCIA DE LAS EXTRASÍSTOLES COMIENZA CON UN PENSAMIENTO

Todo comienza con un pensamiento. Nuestros grandes logros. Y nuestras peores tormentas. Nuestra angustia, nuestra preocupación, nuestro miedo a ese golpe que sentimos en el pecho, y a esa especie de pausa, de vacío o de silencio que sentimos después. Nos da un vuelco el corazón, y otro, y después de días, de semanas, oSigue leyendo «TU EXPERIENCIA DE LAS EXTRASÍSTOLES COMIENZA CON UN PENSAMIENTO»

¿Y SI VUELAS, TÚ QUE TIENES EXTRASÍSTOLES?

Me ha gustado tanto este texto, que me niego a traducirlo, ni a comentarlo. No creo que pueda superar la fuerza que transmite su formato original. Que cada cual escuche el mensaje que su más profundo YO quiere o necesita hacerle llegar. Tienes extrasístoles, sí, lo sé. Lo entiendo. Lo vivo también. Pero, oh, cielo,Sigue leyendo «¿Y SI VUELAS, TÚ QUE TIENES EXTRASÍSTOLES?»

LA AVENTURA CONTINÚA CON O SIN EXTRASÍSTOLES

Para algunas personas, la aventura siempre continúa. Para los que no se rinden, para los que no desesperan, para los que piensan que la vida se renueva cada día a modo de folio en blanco. Hace unos años, se me hacía inimaginable subirme a una montaña rusa o a cualquier otra atracción fuerte, sin pensarSigue leyendo «LA AVENTURA CONTINÚA CON O SIN EXTRASÍSTOLES»

PREGUNTAS SOBRE TUS EXTRASÍSTOLES

¿Queréis que os cuente un secreto? Soy muy preguntona. -¡Menudas preguntas haces!- es una frase que me han dicho muchas veces. Y a algunas personas no le gusto, precisamente por este motivo. Y otras, sin embargo, me adoran por ello. Pero, ¿sabéis qué? En una sesión de coaching, las preguntas nos irán mostrando el caminoSigue leyendo «PREGUNTAS SOBRE TUS EXTRASÍSTOLES»

VOLVERSE A LEVANTAR TRAS LAS EXTRASÍSTOLES

Seguro que muchos de vosotros conocéis el estado de letargo en el que podemos llegar a sumirnos cuando tenemos extrasístoles y no las aceptamos. No queremos tenerlas, no nos parece justo que aparezcan y que no nos dejen tranquilos ni un momento del día. O del día y de la noche. Y sobre todo, porqueSigue leyendo «VOLVERSE A LEVANTAR TRAS LAS EXTRASÍSTOLES»