PALABRAS PARA HABLAR DE EXTRASÍSTOLES

Parece que no tiene importancia, pero sí que la tiene, y mucha. La manera en la que formulamos los mensajes que nos dirigimos a nostros mismo y a los demás. Esas palabras que elegimos tienen un impacto grande en nosotros. Si hablamos de las extrasístoles utilizando términos que son todo menos neutros, crearemos una granSigue leyendo «PALABRAS PARA HABLAR DE EXTRASÍSTOLES»

EXTRASÍSTOLES Y SENSIBILIDAD

Personas cuyos pensamientos dan lugar a emociones muy intensas: no todos tienen extrasístoles; a la inversa sí es cierto. Muchas veces las extrasístoles están relacionadas con una causa orgánica, y simplemente ocurren, estemos anímicamente como estemos. Pero la mayoría de los que convivimos con ellas coincidimos en que, sobre todo, aparecen cuando estamos experimentando determinadasSigue leyendo «EXTRASÍSTOLES Y SENSIBILIDAD»

HABLAR DE EXTRASÍSTOLES

No sé qué explicación científica puede existir tras estas palabras (también me ha venido a la mente el dicho popular -perro ladrador, poco mordedor-), pero sí que parece claro que hablar de lo que pensamos y sentimos, es sano, nos ayuda a conectar con nosotros mismos y con los demás. En ocasiones, hemos elegido noSigue leyendo «HABLAR DE EXTRASÍSTOLES»

PUEDES CON LAS EXTRASÍSTOLES

Llega un momento en el que piensas que no puedes continuar con la carga que te suponen las extrasístoles. No tienes fuerzas. La situación te parece muy dura, y el hecho de que se alargue en el tiempo ha ido haciendo mella en ti. Es un desgaste progresivo que acaba llevándote mental y físicamente alSigue leyendo «PUEDES CON LAS EXTRASÍSTOLES»

¿SERÁ ESTA EXTRASÍSTOLE MI ÚLTIMO LATIDO?

Puede que esto no sea igual para todos, pero creo que no me equivoco cuando digo que creo que no soy la única a la que las extrasístoles le han hecho reflexionar sobre la muerte. Todo empezó así. Yo estaba agotada, trabajando, con dos niños menores de 3 años, y sin esperarlo, murió el primeroSigue leyendo «¿SERÁ ESTA EXTRASÍSTOLE MI ÚLTIMO LATIDO?»

LOS AÑOS DE LUCHA CONTRA LA EXTRASÍSTOLES

A veces, la vida nos parece agotadora. Llevamos años lidiando con determinadas historias, que no conseguimos sacar de nuestra cabeza. Las extrasístoles, por ejemplo, sí. Y hay momentos en los que pensamos que hemos llegado al límite, que no queremos continuar. Cada segundo de nuestra existencia se nos hace cuesta arriba, y daríamos algo porSigue leyendo «LOS AÑOS DE LUCHA CONTRA LA EXTRASÍSTOLES»

LAS EXTRASÍSTOLES COMO PRECIO A PAGAR POR TU -GENEROSIDAD-

Tengo la teoría de que los que tenemos extrasístoles, que en el fondo es lo mismo que decir -los que hemos sido dotados con un corazón hipersensible y reactivo-, además de compartir una tendencia a la hipocondría y a la ansiedad, también tenemos en común la destructiva costumbre de querer agradar a los demás porSigue leyendo «LAS EXTRASÍSTOLES COMO PRECIO A PAGAR POR TU -GENEROSIDAD-«

EL RESUMEN IDEAL DE MI AVENTURA CON LAS EXTRASÍSTOLES

No nos lo esperábamos. Como siempre, la vida nos sorprende. Y es que algunas veces será necesario que pongamos todo nuestro esfuerzo en trabajar asuntos que se nos antojaban hasta ahora banales, evidentes o sencillos. ¿Yo, aquí, y con este marrón? ¡¡¡Noooo, no me veréis ahí!!! ¿Para qué habremos dicho nada? ¿No querías sopa? PuesSigue leyendo «EL RESUMEN IDEAL DE MI AVENTURA CON LAS EXTRASÍSTOLES»

LA VERDAD SIMPLE DE LAS EXTRASÍSTOLES

Llegamos a la consulta del cardiólogo describiéndole con pelos y señales todos nuestros episodios de extrasistolia. Le contamos todo lo que ocurría a nuestro alrededor en esos momentos. Nos habríamos quedado en la consulta todo el día hablando sin parar, porque estamos seguros de que hay algo importante que nos estamos dejando en nuestro relato.Sigue leyendo «LA VERDAD SIMPLE DE LAS EXTRASÍSTOLES»

LA INCERTIDUMBRE DE LAS EXTRASÍSTOLES

Muchos de nosotros nos descubrimos diciendo que sufrimos porque no sabemos cuál va a ser la evolución de nuestras extrasístoles. Cuando las sentimos, comenzamos a prestarles atención, para ver si -empeoramos-. -Empeorar- supone algo diferente para cada uno de nosotros. En general, consideramos que hemos empeorado, si notamos que el número de extrasístoles que tenemos,Sigue leyendo «LA INCERTIDUMBRE DE LAS EXTRASÍSTOLES»