ALÉRGICOS A LA INCERTIDUMBRE

Las situaciones en sí mismas no son el problema, ni tampoco la presencia de incertidumbre. Es como si los que nos preocupamos en exceso, fuéramos mucho más sensibles a pequeñas cantidades de incertidumbre en las situaciones del día a día. Podríamos pensar que la intolerancia a la incertidumbre es como una alergia. Para el alérgicoSigue leyendo «ALÉRGICOS A LA INCERTIDUMBRE»

EXPERIMENTAR LA PREOCUPACIÓN

Con frecuencia experimentamos la preocupación como una cadena de pensamientos negativos, imágenes y dudas sobre cosas que podrían ocurrir en el futuro. En esencia, los que nos preocupamos, tendemos a centrarnos en lo que está a la vuelta de la esquina, en vez de hacerlo en lo que tenemos aquí y ahora. Para la mayoría,Sigue leyendo «EXPERIMENTAR LA PREOCUPACIÓN»