NUESTROS DESEOS, MAPA HACIA NUESTRO DESTINO

A veces nos cuesta identificar nuestros deseos, porque hemos perdido la pista a nuestros sueños.

Pensamos que nuestra vida está bien, y que no deberíamos desear nada más. No nos lo permitimos.

¿Nos hemos planteado alguna vez que podemos querer cosas, sin tener que justificarnos? Podríamos decirnos:
– No quiero explicar mi vida a nadie. Que mi vida sea la explicación.

Cuando tenemos un deseo que significa algo para nosotros, no se desvanece. Nos persigue.

Podemos darnos a la bebida o matarnos a hacer ejercicio, y esconder el deseo, pero siempre vuelve.

Si seguimos nuestro sueños, como si fuera un indicador del camino, viviremos la vida que nos corresponde, en alineación con nosotros mismos y en la que nos sentiremos más vivos. Y sería aplicable a deseos grandes y pequeños: la comida de un restaurante, las personas de las que nos queremos rodear, el lugar donde vivir, nuestra profesión o nuestra imagen.

No escuchar nuestros deseos puede convertirse en un problema. Cuando tenemos un deseo desatendido, abandonado, se manifiesta de formas que requieren distracción (como comer en exceso, o comprar compulsivamente; podéis recordar lo que comentamos en el post -¿Cuál es tu válvula de escape?-).

Nuestros deseos son sagrados. Prestamos atención a los de los demás, a los del mundo, pero no a nuestros deseos más profundos.

Si pensamos en lo que más queremos, lo primero que hará nuestro cerebro, es decirnos que no podemos hacerlo. Pero si hablamos de ello y lo visualizamos, cerebro y corazón se ponen a trabajar para hacerlo realidad. Nos envolvemos de una positividad que hace posible que fluyan ideas y soluciones.

El Universo nos da todo el deseo y toda la duda y nos pregunta:
– ¿Qué vas a hacer con ellas?

Al final del camino, nadie dice:
– Me arrepiento de haber perseguido mis sueños, de haber honrado mis deseos y de haber escuchado a mi corazón.

Viviremos una vida distinta si lo hacemos.

#sueños #deseos #ansiedad #extrasistoles #brookecastillo #saludmental #bienestar #emociones #pemsamientos #reflexiones #coaching

Publicado por pensandoconintencion

Te ayudo a dejar de sufrir por tus extrasístoles. Porque hay otras cosas en la vida que merecen tu atención.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: