PROGRAMADOS PARA DESEAR

No estamos descontrolados, sino simplemente programados para sentir deseo. El deseo es algo que aprendemos y repetimos. Lo practicamos suficientes veces con su correspondiente recompensa, y se convierte en algo natural, que ocurre involuntariamente en nuestro cerebro. La recompensa es la inundación de dopamina en nuestro cerebro. Tenemos un pensamiento del tipo -quiero esto-, queSigue leyendo «PROGRAMADOS PARA DESEAR»

ILUSIONES

Estoy en el autobús ahora mismo, leyendo #Ilusiones, de #richardbach. Me ha llamado la atención un fragmento en el que un personaje le dice a otro que pruebe a abrir cualquier libro o periódico por una página al azar, y preste atención al texto que surja, porque será un mensaje personal. He hecho lo propio.Sigue leyendo «ILUSIONES»